La Sección Femenina: adoctrinando a las mujeres según el plan del franquismo

 

"Y ahora, mi General, estas son las Secciones Femeninas, las que acudieron desde el principio de la Guerra en un número de 400.000 a prestar su servicio voluntario en el Auxilio Social, en los hospitales, en los lavaderos del frente, en los campos y en todos aquellos puestos en los que la Patria reclamó su presencia.

Camaradas, les enseñaremos a las mujeres el cuidado de los hijos porque no tiene perdón que se mueran por la ignorancia tantos niños que son siervos de Dios y futuros soldados de la Patria.

Les enseñaremos también el arreglo de la casa, el gusto por las labores artesanas y por la música y les infundiremos este modo de ser que quería José Antonio para todos los españoles. ¡Viva España!"

Discurso de Pilar Primo de Rivera en la Primera Concentración Nacional de la Sección Femenina en Medina del Campo (Mayo 1939)

Con estas palabras, la fundadora de la Sección Femenina sentaba las bases de lo que sería la formación de las mujeres españolas tras la victoria del bando sublevado y la instauración del nuevo régimen franquista.

Pilar Primo de Rivera, fundadora de la Sección Femenina
 

FUNDACIÓN DE LA SECCIÓN FEMENINA

La Sección Femenina fue creada por Pilar Primo de Rivera en Madrid, en 1934, como una rama del partido Falange Española, fundado por su hermano José Antonio. La organización estuvo en activo un total de 43 años hasta su disolución en el año 1977.

Cuando comienza la Guerra Civil, muchas afiliadas de la Sección ayudan en el Frente y en los hospitales a través del denominado Auxilio Social, al que hace referencia Pilar en su discurso.

Una vez que termina la Guerra, la Sección pasa a convertirse en el principal instrumento de Franco para la difusión de sus ideas entre las mujeres. A Pilar y su equipo se le da la importante misión de definir y ejecutar el modelo de mujer española basado en los preceptos dispuestos por su hermano José Antonio. Ella entrega su vida a esta causa.

 

MARCO HISTÓRICO

Tras el fin de una contienda fraticida, España era un país en ruinas con su población mermada. Había que reconstruir los pueblos y ciudades y repoblarlos. Aumentar la natalidad se convirtió en uno de los principales objetivos del Régimen. Para ello, las mujeres debían estar dispuestas física y psicológicamente. La Sección Femenina jugó un papel fundamental en este plan al encauzar las energías de las mujeres españolas hacia este fin. Para ello articuló una organización de ámbito nacional, donde la jerarquía, los uniformes, los saludos y los desfiles en hilera recordaban a una institución militar.

 

IDEARIO DE LA SECCIÓN FEMENINA

Los principios que regían las acciones y enseñanzas que la Sección Femenina impartía por los diferentes medios que utilizó durante más de cuarenta años, se basaban en la visión de José Antonio Primo de Rivera. Esta visión no era novedosa. Se trataba de recuperar el modelo de mujer nacionalsindicalista  tradicional. Para ello se apoyaría en la legislación franquista que recortaba los pocos derechos que las mujeres españolas habían logrado en los primeras décadas del siglo XX, como el derecho al divorcio (1932), al aborto (1937) o al voto (1931).

La vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular (o disimular), no es más que un eterno deseo de encontrar a quien someterse"

Pilar Primo de Rivera

Los valores femeninos por los que abogaba la Falange y con ella, el Franquismo se basaban en su inferioridad y sumisión al hombre. Se fomentaba un modelo de mujer abnegada, sacrificada, recatada y que fuera " el ángel del hogar". La casa era el lugar donde la mujer era "la reina" y no se veía bien que se prodigara fuera de ella. Su obligación y parte de su servicio a la Patria pasaba por atender en todo los deseos y necesidades del marido por encima de los suyos y consagrarse a la maternidad teniendo tantos hijos como "Dios quisiera".

A esta lista de virtudes, se añadían los de ser católica, apostólica y romana. La Iglesia Católica fue recuperando su función en la educación de las nuevas generaciones y contribuyó enormemente a infundir este modelo entre las jovencitas.

Afiliadas de la sección femenina
 

MEDIOS UTILIZADOS

Fueron muchos los medios utilizados para adoctrinar a las chicas en el ideario falangista, convertido ya en el ideario franquista. Comentaré algunos de los más importantes:

  • Revistas: Teresa, Medina, Arriba, Y, Consigna, entre otras, fueron importantes instrumentos educativos. Los diferentes artículos y fotografías potenciaban el modelo de mujer cuyo fin último es el matrimonio y la familia.
Revista Medina

 

  • Asignaturas en la Escuela Primaria: el Franquismo promueve desde el principio del conflicto la segregación por sexos en las escuelas de las zonas bajo su mando. Este modelo se aplicaría tras su victoria a todo el territorio nacional. Las instructoras de la Sección Femenina se encargaban de impartir en las escuelas de las niñas las asignaturas de Educación Política y Social, Hogar y Educación Física y Deportiva.

 

  • Actividades físicas y deportivas: esta idea la copió Pilar Primo de Rivera de los nazis. Se le daba gran importancia al ejercicio físico, no por su aspecto lúdico, si no por su capacidad de fortalecer el organismo de las futuras madres. Pero no se podía practicar cualquier deporte, sino los que eran "aceptables para unas señoritas". A saber, gimnasia, baloncesto, balonmano, balonvolea, esquí y hockey. Además había que hacerlo ataviada con una pesada falda-pantalón, en observancia del necesario recato.

 

  • Cátedras ambulantes: en ellas se daba formación básica profesional y religiosa a las mujeres rurales. Las instructoras llegaban hasta los pueblos en guaguas claramente serigrafiadas.
 
  • Servicio Social Obligatorio: establecido muy precozmente, incluso antes de ganar la guerra. Se trataba de una especie de "mili" para las mujeres. Solo algunas se libraban de realizarlo. Era imprescindible servir de forma gratuita durante al menos seis meses, un mínimo de tres horas diarias en hospitales, orfanatos, asilos o centros sociales para poder acceder al pasaporte o al carnet de conducir, entre otras cosas. El Servicio Social Obligatorio será el instrumento esencial de control sobre las mujeres.

 

  • Bailes folklóricos: los Coros y Danzas se convirtieron en una forma de hacer ejercicio por un lado y, por el otro de reforzar los valores patrios contra otras modas mundanas y "potencialmente pecaminosas" que venían de fuera. Se extendieron por todos los lugares y se usaron en cada acto público del Movimiento.
Portada de vinilo de Coros y Danzas de España

 

UN ÚNICO MODELO POSIBLE

La Sección Femenina no era feminista, ni mucho menos. Su objetivo era controlar la vida de las mujeres para amoldarla al ideario franquista. La organización definió un modelo de mujer española en la que todas debían encajar para ser aceptables socialmente.  Hay que decir que la Iglesia Católica ayudó mucho a lograr este objetivo. 

No solo se pretendía influir en cuestiones sociales como la profesión, la forma de vestirse o peinarse, de comportarse en público e, incluso la forma de tener relaciones sexuales con el marido (por supuesto), sino que también se entrometía en cuestiones más íntimas como qué se debía sentir siendo mujer. Había que sacrificarse, trabajar en silencio, no llamar la atención, entregarse al marido y a la familia y todo eso además con una sonrisa siempre en la cara. Todas esta cuestiones se explican muy bien en  este enlace.

 

Consejos para las mujeres aparecidos en revistas de la Sección Femenina

Así se arrebató a varias generaciones de mujeres españolas la libertad de ser ellas mismas, se las reprimió y controló en todas las facetas de su vida, hasta en su forma de ser.

La Sección Femenina fue desmantelada en 1977, pero estoy segura que las consecuencias de su trabajo prevalecieron durante muchos años en la psique de nuestras abuelas y nuestras madres, condicionando su vida, su libertad, desponjándolas de su identidad y convirtiéndolas en unas desconocidas para sí mismas. La violencia que esto encierra es, para mí, incomensurable.

En mi novela Hijas de la Bruma reflejo cómo se llevó a cabo este control sobre las mujeres de un pueblo rural de Gran Canaria (ver información sobre la novela)

Yo no viví aquella época. Y por eso, siempre que hablo sobre estas cuestiones históricas lo hago desde el mayor de los respetos hacia las personas que sí que estuvieron allí. Mi intención con este artículo es dar a conocer esta parte importante de la historia reciente de nuestro país, por lo que pudo influir en la educación y el desarrollo de varias generaciones de mujeres, incluyendo la mía (nací en 1974). Mi punto de vista no puede ser neutro ni objetivo, porque considero que esta forma de educar a las niñas fue represiva y muy dañina para la natural diversidad humana.

NOTA: Si te interesa el tema, conoce más sobre la Sección Femenina en este libro de  Begoña Barrera,  La Sección Femenina. Historia de una tutela emocional

 

 

Comenta esta Entrada

4 comentarios en «La Sección Femenina: adoctrinando a las mujeres según el plan del franquismo»

  1. Pienso como tú, no viví esa época, pero considero que muy represiva y que ha hecho mucho daño. Creo que hay que dar voz y seguir en la lucha para que no se repita, por el bien de todos.

    Responder
    • Eso es lo que busco con este blog: recordar y dar voz a las mujeres de esa época, para que las nuevas generaciones conozcan su historia y puedan reflexionar sobre ella. Gracias por tu comentario, Lola.

      Responder

Deja un comentario

Comparte esta Entrada

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Contacta

Te puede Interesar ...

ÚTEROS, DOLOR Y VIDA

Siempre me ha fascinado todo lo que ocurre dentro de los úteros. Son lugares mágicos y misteriosos donde conviven el dolor, el placer y el

Leer más»